23 marzo 2021

Lo único que podemos cambiar.

Utilizaba Grinder para sus encuentros sexuales. Era homosexual, tenía 42 años y vivía en Beveren, una pequeña ciudad de Bélgica.  Quedó con un hombre. O al menos, esperaba encontrarse con uno. Pero en realidad fueron tres menores los que fueron a la cita y lo mataron a cuchilladas.  El país entero está conmocionado. El matrimonio homosexual en Bélgica está vigente desde 2003. Pero es que las relaciones sexuales entre personas del mismo sexo son legales desde finales del siglo XVIII por ley. 

En España, 4 de cada 10 agresiones a personas LGTB las efectúan personas del entorno de la víctima. Padres que pegan a hijos. Vecinos que insultan. Profesores que ridiculizan. Compañeros de instituto que pegan palizas. Y, aún, hay quien opina que lo LGTBI es una empresa por la que se forran unos cuantos maricones y travelos, Algo así se lee mucho en redes sociales..

El 80% de agresiones no se denuncian. Aún hay quien vive estigmatizado o escondido. O supone que le toca pasar por todo esto. Cuando no es así. En Bélgica, toda la clase política ha reaccionado contra este asesinato. En España tenemos un partido que quiere que sus hijos no sepan de diversidad sexual. No quiere que se eduquen. NO quiere que no odien. 

Quizás sea, también, por esto por lo que la mayoría de los españoles estamos orgullosos de la derecha europea.. Y nos dan tanta vergüenza algunos de los que tenemos en nuestro parlamento… ¡Pues ya sabe! eso es lo único que podemos cambiar. 

Artículos relacionados

avatar
AVISO: CONTENIDO PARA ADULTOS Este contenido es para adultos. Si no tienes la edad legal para acceder o lo consideras inapropiado puedes salir ahora.`