23 marzo 2021

Cuidarse un poquito

Qué pena más grande que haya personas  que no quieran creerse que son las únicas que importan. Que no quieran darse cuenta de que ellas sostienen el funcionamiento del engranaje. Que para que las piezas funcionen deben estar engrasadas. Y que esa pátina no la dispensan ni en farmacias ni en droguerías. Para seguir con alguien, no queda otra, que saber que merece mucho más la pena que estar a solas. 

Y se cotiza cara esa tranquilidad… 

La pandemia puede que ahorre infidelidades. Pero desgasta mucho más. Y obliga a analizar si merece la pena empeñarse por una relación que hace aguas en lo más cotidiano. Que sea un drama tirar la basura. Como a uno de los dos no le importe lo que huela, lo tienes jodido. 

Quedémonos a la vera de los que nos quieran. Solo de esos. Y querer no es poseer, sino dejar hacer. Para que guiemos nuestros pasos hacia quien merezca la pena. Y podamos alejarnos de quien nos haga daño. Por cotidiano y nimio que sea. 

Eso es lo que mi madre llama cuidarse un poquito. 

Artículos relacionados

avatar
AVISO: CONTENIDO PARA ADULTOS Este contenido es para adultos. Si no tienes la edad legal para acceder o lo consideras inapropiado puedes salir ahora.`