13 noviembre 2020

Querida amiga Mamen,

Hay que ver lo que nos cuesta asimilar que el mundo puede cambiar tanto como queramos. Creo que podemos hacerlo, porque el mundo, se limita a nuestros lugares comunes. El mundo que nos importa no es tan grande como el mundo que nos acoge. Sal de la zona de confort que te permite sobrevivir, pero que no te deja vivir como tú mereces. 

Dejaste una relación de largo recorrido, a pesar de que lo querías con locura, porque entendiste que cuando dos no quieren seguir, deben dejarse ir. Eres madre y exesposa. Pero querrías ser amante. 

¿Por qué no sales tú ahí, a comerte el mundo? ¿Por qué no diseñas tu plan de huida? ¿por qué no empiezas a interesarte por cómo será el lugar donde quieres vivir? Y poco a poco estarás allá sin ni siquiera moverte. Para volver a besar detrás de la oreja. Para recuperar las ganas de que te acaricien. Para despertarte de nuevo con ganas de él. 

Verás qué bonito cuando consigas propia felicidad y concinándote una vida con los ingredientes que tú elijas. 

Esa sí que será una buena receta. 

Artículos relacionados

avatar
AVISO: CONTENIDO PARA ADULTOS Este contenido es para adultos. Si no tienes la edad legal para acceder o lo consideras inapropiado puedes salir ahora.`