19 junio 2020

Cuatro tíos en ocho meses

Quiero contarles una historia que me ha llegado como me llegan muchas aventuras, porque se sienten a gusto conmigo y me cuentan su vida.

Lorelaine, llamémosla así, me dice que, antes de que todo esto aconteciera, llevaba 4 tíos en 8 meses. Desde cero, sin tirar de chorboagendas. Currándoselo. Ella, divina, soltera y en el mercado. A la segunda semana de cuarentena, le aparecieron desesperados en las redes sociales, exigiendo sexo. Leyendo lo que cuentan, abruman. ¿Follaban todas las semanas antes de esto? ¡Cómo lo hacían! Tengo amigas estupendísimas que llevan sin mojar ni se sabe, ¿dónde están esos superfolladores cuando se les necesita?

Ni los match ni las conversaciones calientes convencen a esta mujer que, debido a las restricciones sanitarias, no queda con nadie. Tira de su «Pepe» con tropecientas marchas y de su succionador de clítoris, ese que no necesita ni que lo bauticen. A base de masturbarse, Lorelaine, sobrevive en la hecatombe. Manita de santo la paja de por la noche para conciliar el sueño. Maravillosa la de recrearse. Usando perfume y poniéndose muy cachonda para tirarse a todos los guapos de cine, con el beneplácito de su pepito…

Sexo con ella misma seis de cada diez noches. Se ha corrido por WhatssApp, por una llamada, con un audio que le han enviado y mucho mucho por Skype. Lorelaine no sabe cómo se puede tener más sexo sin acercarse a nadie.

Pero si a alguno se le ocurre… Que la localice.

Artículos relacionados

avatar
AVISO: CONTENIDO PARA ADULTOS Este contenido es para adultos. Si no tienes la edad legal para acceder o lo consideras inapropiado puedes salir ahora.`