19 mayo 2020

«No, no es buena idea ver pornografía con nuestros hijos».

La media de edad de los niños para acceder al porno es de 10 años. Una verdad como un templo que lleva a los padres a tener la obligación de tratar el tema. Para saber cómo hacerlo, hablamos con Paula Álvarez, psicopedagoga, sexóloga y especialista en género, que nos guía para que el entendimiento padres-hijos sea el correcto. El porno se debe basar en un criterio feminista de erotización y placer y no de sometimiento.

Los padres deben saber antes cómo planteárselo a sus hijos. Hablar de porno con ellos, implica que veas porno y sepas más que ellos. Pero no que compartas la experiencia.

Artículos relacionados

avatar
AVISO: CONTENIDO PARA ADULTOS Este contenido es para adultos. Si no tienes la edad legal para acceder o lo consideras inapropiado puedes salir ahora.`