24 abril 2020

Orgullosa de haberlo conseguido

Me gustaria creer que me voy cuando debo irme de los sitios, de los trabajos y de las vidas de los demás. Puede que llegue un momento en el que no quede otra, en el que, lo mejor, sea resetear y empezar de cero. Intento hacer caso a las señales; no siempre lo consigo. Todos tenemos a alguien que no nos convenía pero en quien creíamos a pies juntillas. Y cuyo abandono supuso un dolor inmenso. De esos que se enquistan.

No sé si aprendemos a sufrir. Creo que no. Estos son días de que yo piense mucho en el sufrimiento y que apueste por encontrar un bálsamo que lo alivie. Para poder creer que merece la pena. Para tener fuerzas y seguir.

Ando despidiéndome de media vida mía. Los próximos meses cambio todo lo que hay en ella. Me quedo con lo mejor, deshecho lo que duele y lucho por convertir en bonitos recuerdos todo lo que me ha nutrido durante estos años de felicidad absoluta. Apuesto por construir y pergeño en esta hecatombe cómo podré hacerlo. No dejaré que nadie cuente mentiras sobre mi vida. Y escribiré yo sola todas y cada una de sus estrofas.

Es lo bueno de que se acabe el mundo. Que te hacen creer que puedes y, también, cuánto debes hacerlo. Nos sentiremos orgullosas, ya lo verás. Orgullosas de haberlo conseguido.

Fotografía: Julián Jaén.

Artículos relacionados

avatar
AVISO: CONTENIDO PARA ADULTOS Este contenido es para adultos. Si no tienes la edad legal para acceder o lo consideras inapropiado puedes salir ahora.`