10 abril 2020

Los amantes brotan en el salón

Por razones que no vienen al caso, a primeros de este año bisiesto decidí que fuera este verano cuando cambiara toda mi vida. Me obligaron a ello y yo, que soy una chula, me monté mi propia epopeya antes de explotara este Mad Max. Ahora, con estos pelos de loca, con las canas saliéndoseme por debajo del tinte, con mis atracones de fruta para evitar tirarme al salchichón… Me imagino cuando todo esto acabe y me tiemblan las piernas.

Me han contado que se han visto jabalíes por ciudades, patos en las fuentes de Roma y cuentan que por el Cabo de Gata se han paseado los flamencos. Y eso mismo he trasladado a mi propia vida.

Pienso utilizar la pandemia de este año, les recuerdo, bisiesto, para colocarme todos los tiestos de la terraza. Y plantar lo que buenamente pueda, ahora que empieza a dar el sol. Aprendimos de José Luis Cuerda y ya sabemos que, a poco que nos pongamos, los amantes nos brotan en el salón.

Fotografía: Julián Jaén

Artículos relacionados

avatar
AVISO: CONTENIDO PARA ADULTOS Este contenido es para adultos. Si no tienes la edad legal para acceder o lo consideras inapropiado puedes salir ahora.`