3 abril 2020

¿Podría usted pagar lo que cuesta su vida?

Que a alguien se le ocurra transformar todo su arsenal de fetichismo médico en ropa sanitaria es un capítulo precioso de este confinamiento. El Servicio Nacional de Salud de Reino Unido contactó con una pequeña empresa británica y les suplicó ayuda. Si hacían vestuario de fetiche sanitario, con todo su arsenal, podían fabricar trajes sanitarios para los hospitales.

Que un sistema sanitario recurra a una pequeña empresa muestra la ineficacia de toda una clase política. Ocurre en Reino Unido y ocurre aquí. En ambos países llevan décadas de recortes en sanidad pública.

Cuídense. Protéjanse. Y recuerden que, quizás, la enfermera que los atendió llevaba un vestuario que no se pensó para salvar vidas. Pero la tía se jugó la suya por que usted, esta noche, pudiera dormir con los suyos.

Recuérdelo la próxima vez que vote a alguien que quiera privatizar la sanidad. ¿Podría pagar lo que cuesta su vida?

Fotografía: @Pixabay

Artículos relacionados

avatar
AVISO: CONTENIDO PARA ADULTOS Este contenido es para adultos. Si no tienes la edad legal para acceder o lo consideras inapropiado puedes salir ahora.`