14 febrero 2020

Políticos sin vergüenza

Una violación múltiple el día de Nochebuena destapó la existencia de una red de prostitución infantil de 15 niñas y un niño acogidos en centros de menores de Mallorca. Prostitución infantil que evidenció que los centros de acogida no servían para proteger a esos menores. 

Ninguno de los responsables de los menores ha sido cesado ni ha dimitido. El bloque de la izquierda se ha opuesto a la comisión de investigación. Y la derecha, siempre tan poco acertada, reclamaba, entrar por la fuerza en las casas de acogida para pillarlos “in fraganti”.

Está muy bien que desde el gobierno se impulse una ley de protección a la infancia. Eso ha anunciado el vicepresidente Pablo Iglesias. Lo que ya no me parece de recibo es llamarla ley RHODES, en referencia al músico cuando tantas y tantas personas llevan años peleando en este país por esa misma causa. 

James Rhodes fue violado desde los 5 años y es muy activista sobre el tema, pero casi suena a querer hacer ruido. Ni él quiere que la llamen así. De entrada, no se quiso crear una comisión de investigación para el caso de los menores prostituidos. 

Discúlpenme, seguro que es casi imposible, pero estaría bien que, por una vez, algún político tuviera un mínimo de vergüenza.

Fotografía: Julián Jaén

Artículos relacionados

avatar
AVISO: CONTENIDO PARA ADULTOS Este contenido es para adultos. Si no tienes la edad legal para acceder o lo consideras inapropiado puedes salir ahora.`