7 febrero 2020

Amantes que quieran comerme entera.

Conozco a alguien a quien su pareja no le practica sexo oral. Después de tres años, en todo su repertorio, lo que nunca entra ni para uno ni para la otra, es comerse entre las piernas. 

Cada vez que me lo cuenta, me explota la cabeza. 

Asegura que lo han hablado. Jura y perjura que lo ha intentado. Pero la negativa es tan pétrea que la insistencia amenaza la permanencia en primera división. La razón de por qué no, parece que es muy dolorosa. 

Cada vez que estoy enferma, acudo a un médico. Cada vez que no avanzo, busco remolque. Nos educaron para sufrir, lo que hace que alguien sea capaz de alargar sus torturas. Nos obligaron a resignarnos. Lo que provoca que quien acompañe, acepte las consecuencias. Cada uno, efectivamente, tiene sus mínimos en la cama, y no seré yo quien dictamine lo que deba existir en otras. 

Pero déjenme, por favor, que yo sea de las que siempre busca amantes que quieran comerme entera. 

Fotografía: Alejandro Cósimo

Artículos relacionados

avatar
AVISO: CONTENIDO PARA ADULTOS Este contenido es para adultos. Si no tienes la edad legal para acceder o lo consideras inapropiado puedes salir ahora.`